FICHA TÉCNICA
Formato: epub
Tamaño: 58 Kb
Host: Userscloud

Sinopsis:

—¿Listos para tomar contacto?
—Listos.
—¿Hora prevista?
—Las 8.45 de la mañana.
—¿Condiciones meteorológicas?
Eran preguntas de rutina, sin embargo, al llegar a esta última, Duk Zompkin miró a su compañero.
Fred Manor era alto, con una melena rubia y lacia que debía apartar continuamente de sus ojos y una piel que parecía aborrecer el sol. Era el ingeniero de vuelo, del Astor, una nave de mercancías veloz y absolutamente automatizada por lo que su tripulación nunca excedía de los cinco miembros.
—¿Condiciones meteorológicas, Fred? —repitió Zompkin.
—Las normales, comandante —replicó el ingeniero con una voz deliberadamente apagada.
—Sí..., puedo figurármelo, amigo —dijo Zompkin.
Duk Zompkin era un privilegiado. O, al menos, eso decían en el Buró Flotante. A los treinta y cinco años comandaba una de las naves más modernas con que contaba el Buró para sus actividades de abastecimiento. Tenía su propia célula en la Base Flotante y contaba con el respeto y la confianza del Consejo Regidor.
Se puso en pie y, como lo hacía siempre, caminó hasta la pantalla de observación directa. A través del poderoso cristal blindado, que había a sus pies, divisó la nube oscura y tenebrosa. Era una vasta extensión de gases tóxicos suspendida en el espacio como una concha etérea aunque no por ello menos poderosa.
—Eres un soñador, comandante —se burló Fred Manor sin dejar de observar las evoluciones de la poderosa astronave en la pantalla del ordenador.
—Cállate.
—Me callo, pero aun en silencio continúas siendo un soñador.
—Tú te escudas detrás de tus números y ecuaciones, pero en el fondo de tu maldita alma matemática sientes lo mismo que yo.
—Tonterías, comandante.
—Sí, tonterías... —dijo Zompkin, abstrayéndose del diálogo para sumergirse en aquella masa oscura que a medida que se aproximaban parecía compuesta por una gelatina viva e itinerante.
USERSCLOUD

Código:
Sólo los usuarios registrados pueden ver los enlaces. Si quieres ver los enlaces,