Aquí te quiero ver - Reforma integral de un piso IV

¡¡¡Venga ya !!! El cielo está cubierto de borreguitos que tapan y destapan el sol y por lo tanto la luz me llega y no me llega según la voluntad de tan caprichosos animalitos, digo nubes ….

Es un fastidio, porque las cámaras buenas (soy aficionada a la fotografía) las tengo guardadas y bien guardadas, para resguardarlas del polvo que se mete por todas partes. Y ahora, tengo que hacer las fotos con el móvil …. Ya os podeis imaginar mi desespero. No hay flash, no se puede regular la distancia más que acercándome o alejándome yo, un desastre.

Pero tengo tantas ganas de rematar el post, que ya parece el Quijote, como de acabar la casa, por lo que esta mañana, con sol o sin él, me he lanzado a hacer fotos del después, en función de las que tenía del antes, para poder comparar como ha quedado el salón, ya casi terminado.

Digo casi, porque hay cosas que se tienen que acabar, lo mismo que en el baño y en la cocina, etc… Cuando acabe de poner las fotos y sus explicaciones, haré una relación de estas cosas inacabadas, y las iré subiendo a medida que las vaya acabando en posts a parte, hasta que quede todo redondeado.

Vamos con las vistas que tenía cuando hice las fotos apoyada en la puerta de entrada, que como habréis visto por el croquis de la “cosa” está pegada a la habitación 1. En la primera imagen, el laaargo pasillo. El borde negro a la derecha es donde estaba apoyada yo, cuando hice la foto. La pared de la izquierda separaba dos habitaciones interiores, y se balanceaba cuando la movias porque no estaba anclada más que en el suelo. La puerta que se vé al final, daba a un saloncito, que después veremos, situado a la izquierda, y a la derecha estaba la puerta que daba a la cocina, si es que se le podía llamar cocina a semejante desastre. Las fotos del después, es lo que se vé actualmente, desde el mismo ángulo.




Como veis, la pared de la derecha no ha sido restaurada. Desde que monté el post, mis amigos quieren participar activamente y han decidido “ayudarme”. Uno dice que me ayudará a acabar de pintar la casa y a reparar el único techo que queda por hacer, el de la cocina, cosa que agradezco porque ya me cuesta tener mucho tiempo la cabeza mirando hacia arriba sin que las cervicales se resientan. Gracias a Paco. Y Alicia, arquitecto (aún me suena fatal esto de arquitecta) se ha empeñado en que debo limpiar la pared y la columna que quedan por hacer, y barnizarlas, “para conservarlas como recuerdo”. Me lo pensaré … la idea no está mal, si se ve la pared recogida y limpia, aunque Paco es del parecer que hay que pintar todo y dejarse de cuentos. ¡ Y el palet ! conseguí un palet, con el que quería hacer la mesa del centro, que como veis en las fotos, no tengo. Pero me parece demasiado grande. Como quiero poner un espejo sobre el bufet, me parece que lo desmontaré, trataré la madera y haré un precioso marco a juego con el mueble. Ahora lo tengo apoyado en esta pared para que no me raye las demás, y encima de cartones para que no me estropee el suelo. Las fotos que están colgadas, las tengo ahí de momento para que no corran por el suelo y se me rompan los marcos o vidrios, pero no es su destino final. Creo que en esta pared, sea lo que sea que haga al final, no pondré nada, para dejar espacio para uno de estos caprichos que te entran de repente y que nosotros conocemos muy bien jejejeje …..

Veamos la panorámica que se veía desde la puerta de la cocina. Como toda la cocina estaba cerrada, menos la puerta claro, aunque por como estaba la “cosa” no me extrañaría nada que no hubiera puerta y que los habitantes de la “cosa” entraran y salieran a través de las paredes, la vista digo, era la de la primera foto. El saloncito o lo que sea que fuera, que quedaba al final del laaargooo pasillo a la izquierda. En las demás fotos, todo lo que se ve desde la cocina, al estar abierta al salón (ya no saloncito o lo que sea)




La “librería provisional” no está acabada, pero se vé que todavía queda espacio para aprovechar y poner el resto de las novelas que corren por la casa. Cuando haya puesto las baldas que faltan, colocaremos los libros de forma más estética, que ahora parece que se vayan a comer el marco del recibidor. La mecedora se quedará ahí mismo, cuando esté restaurada, y pondré un foco de luz para leer. El rinconcito de lectura, que además si levantas la vista, ves la montaña a través de la puerta que da a la terracita. A la derecha, la pared de la discordia, con el dichoso palet, que ahora para mi, pesa una tonelada. Dios mío, lo que te hace la edad, y tu sin darte cuenta.

Al sillón y sofá, les voy a poner unas fundas de color crudo, que ya venden hechas, y de esta manera protegeré la tela original de mis traviesas damiselas, como dice Bruno, que me lo dejan todo perdido de pelos. De esta manera las podré lavar con frecuencia, si tengo al menos un par de ellas para cada uno.



Esta es la columna que levantamos con el paleta, cuando lo pude contratar, para apoyar la viga de hierro. Para tapar la viga, el carpintero me ha hecho una falsa que va desde la columna hasta la pared opuesta. He aprovechado para poner una plancha de DM, que tapa el frigorífico, que se veía muy descubierto y hacia feo. En esta plancha de DM montaré una vitrina de suelo a techo, para poner las replicas de estatuillas, que he ido coleccionando en mis visitas a museos. No solo soy una rata de biblioteca, también lo soy de museos.



Así estaba la viga de madera en la que se apoyan los techos de la cocina y el salón. Sin sacarla, porque era peligroso, le pusimos la de hierro bien apretada, de forma que esta viga de madera ya no se pueda mover, y tampoco haya de soportar el peso de los techos. En la segunda foto, la viga falsa que cubre la “chapuza”. A la derecha se dislumbra la cocina.
Y ahora lo que me queda por hacer de albañilería y carpintería:

- Acabados del baño, que ya los he fotografiado y puesto en la parte del post que le tocaba.
- El techo de la cocina, y la viga falsa que cubrirá los tubos del agua, prolongada en la ducha, que hace casi un todo con la cocina, al estar separada por ventanales.
- La pared y la columna de la discordia:



Detalle de la pared en la esquina con el dintel de la puerta de la calle. En verdad, con el acabado del suelo, podría quedar divertida si se conservara así. Aquí, el revoque original está tan desgastado y golpeado, que se ve la piedra. Lo dejaré para lo último, y ya veré lo que hago, eso si Paco no me convence de que la repare y la pinte. O lo mismo me da otro ataque de “walquirismo ”agudo, y pico todo el revoque y dejo la piedra vista. ¡Quién sabe! Cuando una ya ha pasado tanto tiempo entre polvo, cascotes, y desesperos varios, ya anda un poco tarumba y es impredecible jejeje …

- Colocar los tapajuntas en los marcos de las puertas.

En lo referente a la restauración propiamente dicha, se ha de restaurar:

- La mecedora: cambiar el tapizado, muy antiguo y desgastado. Cuando emprenda la labor, montaré un post dónde corresponde, y pediré ayuda a las bricolegas más expertas que yo en el tema. Ni que decir tiene, que la mecedora está rescatada del fuego.



- El bufet: Como ya os había explicado, este mueble tan simpático, es una parte de un mueble librería que me regalaron cuando me casé. Le quité la parte de la librería que no me gustaba, y ahora tengo que restaurar el mueble que ha quedado. Le tengo que arrancar la plancha de madera que cubre parcialmente la tapa y volver a pegar una nueva que lo cubra todo.

También será post a parte. Lo siento pero la foto era a contraluz y al no tener flash para contrarestar, me ha quedado muy oscura. Pero si os fijais, esta parte más clara en el sobre, debajo de la cadena de música (que no se quedará aquí), es la parte no recubierta.



- Restaurar lámparas: todas ellas se han roto y ensuciado con el trajín, ahora aquí, ahora allá. Tengo que limpiarlas y restaurarlas todas. A los apliques se les han roto las tulipas. Quiero ponerlos en la pared de la librería negra. No sé que tipo de tulipas pondré, pero como habréis notado, se me ha encaprichado darle un aire retro a la casa. Lo mismo le cuelgo lagrimones. Tengo que diseñarlo. Cuando lo vaya a hacer, abriré otro post en el sitio adecuado, a ver si recabo ideas de mis bricolegas más mañosas. Tengo más aún embaladas.




- Se han de lijar y pintar las puertas y marcos:



Como son delgaditas, aunque de madera maciza, no les voy a poner manetas, ni llaves, las voy a cerrar, cuando no esté sola, con baldones de hierro forjado. Las puertas las voy a pintar de azul, Pero no un azul clarito. Un azul grisáceo, que no conseguiré describir por mucho que me lo proponga, pero del que tengo una muestra en un marco de fotos, y que creo harán un contraste muy bonito con el tono arena de las paredes del pequeño recibidor. A las del salón les mantendré el color que tienen ahora.
Ahora sólo me queda enseñaros las dos habitaciones, el pequeño recibidor y el trastero.

El trastero ya está hecho, y el recibidor también. ¿Problema para fotografiarlos? Aún no me han puesto la luz. En cuanto la tenga, que ya están los papeles en marcha, y pueda conseguir luz suficiente par hacer las fotos, os las pongo. Son los únicos sitios en que la luz natural no llega. El trastero porque es como un gran armario, y a el recibidor le llega, pero no la suficiente como para que la foto salga medianamente pasable. Esperaremos.

A la habitación de invitados, que será la mía por un tiempo, solo le falta pintar. El suelo ya está puesto. Pero como está llena de trastos que tengo que guardar, he dejado las fotos para más adelante. Y mi habitación en este momento, parece que sea la casa de una persona con síndrome de Diógenes, por lo que esperaré a hacer el cambio a la de invitados y dejar la mía despejada, para hacer la foto.

Y ya está. Una sinfonía inacabada, pero que muestra claramente cuál ha sido el proceso de transición que ha hecho la “cosa” a piso con todas las de la ley.

Cuando haya acabado con las habitaciones, que ya os he dicho que ya están prácticamente, colgaré las fotos y daremos el post por cerrado.

Las restauraciones y acabados, serán temas a parte, para no dejar el post colgado. ¿Os parece?

Besines a todos, y hasta las habitaciones y punto final. (a esto, no creáis jejeje …)