La cocina:

Weeenooo..... a por la cocina !!!

Primero procedí al alicatado, tal como lo he explicado en el capítulo del baño. Aclaro, que me compré una máquina manual para cortaar baldosas, porque si no .... no veas el desastre. Todos los agujeros que tuve que hacer para encajar los enchufes e interruptores, lo hice con la amoladora. Utilicé el mismo disco que se utiliza para ladrillos, y de 100 para que no se me saliera del tamaño normal de los cajetines.

Si el agujero era redondo, como por ejemplo para los empalmes de los grifos, entonces dibujaba con rotulador la circunferencia que me venía determinada por el diámetro del tubo, y con el taladro iba agujereando la baldosa siguiendo la circunferencia. Cuando ya había hecho todos los agujeros, un golpecito seco, y plaff, saltaba la piececita, dejando el agujero limpio. Con los de los cajetines, hacia lo mismo con el taladro, pero sólo en los cantos del cuadrado. Así evitaba que el disco de la amoladora se escapara y cortara más de lo necesario. Estas precauciones las tomé por que en el primero que hice, me quedó el hueco del cajetin más grande que la tapa del enchufe y no veas el desastre ..... y yo, sacar la baldosa, rascar, volver a poner, ¡ ni hablar ! además estaba a una altura que quedaría debajo de la encimera, o sea que tira pa lante y a otra cosa mariposa. Esto se arregla tapando con masilla.

Cuando ya estaban todas las paredes alicatadas, y dada la lechada (gracias R3PO6), empecé a poner los muebles.

No, no, no me los hice a medida, ni yo, ni nadie. Cuando le quité el trocito a la cocina para darselo al baño (el de la ducha), lo hice habiendo medido con tiza cada mueble en el suelo, contando don los grosores de las paredes, etc ...
Y me fuí a Ikea ... Ajá, si señores y señoras, a Ikea ! que los muebles de cocina son caros, y no está el horno para bollos ni el corazón para vanidades !!! Además tienen una ventaja, los mueblecitos de marras. Que son modulares, y que te puedes ir montando la cocina a medida que vayas disponiendo de money. Y después tiene cantidad de birguerias para ganar espacio interior, y lo mejor, telo puedes montar para no tener que estirarte en el suelo cada vez que vayas a buscar una cosa en el armario de abajo. ¡Estoy yo para ir tirada por el suelo con mis 66 tacos, o sea, caminito de jerez, digo caminito de los 70 !

Tenía ya un mueble de 1 m. de ancho para el fregadero, y como era demasiado ancho según los que iria poniendo despues, hice lo de SonSenyora con el xifonier. Le recorté 10 cms. que le sobraban y tan tranquila. Me compre todos los bajeros, sin puertas, y poco a poco, cuando la economía daba, compraba una puerta o dos, hasta que cerré todos los muebles bajeros. Sólo tengo uno alto, encima del fregadero, que aún no tiene puerta, porque ahora mis economias van por lugares más necesários, pero la tendrá.

Lo malo se me presentó con la encimera. Cuando doblé las paredes, cometí el error del novato, y no miré que la esquina tuviera el ángulo de 90º y claro, aunque por milímetros, tuve que ir cortando hasta que quedó bien encajada. La atornille por debajo a los muebles, que a su vez lo estaban a la pared, y procedí a ponerle el fregadero.

Uno redondito de capricho, que tenía guardado desde hacía por lo menos 5 años. Medí el hueco, y con la caladora lo fuí haciendo. La tengo en un pedestal, la caladora. Porque con la dura madera de la encimera, con sus 3 cms. de grueso, se tendría que haber muerto. Tosía un poco cuando acabé. Pero quedó intacta. Le dí unos días de baja para que se repusiera, y como si ná.

Volviendo al fregadero, lo encolé a la encimera. Por debajo tiene unos anclajes con tornillos para fijarlo, pero yo quería dejar la junta ya impermeable, y lo que hice fué recurrir otra vez a lo que hacen los que quieren poco trabajo y gran resultado. Directamente sobre el borde inferior del fregadero, el que se apoya sobre la encimera, le puse silicona selladora para cocinas de Ceys, y coloqué el fregadero en su sitio. Y ahí vino el ingenio. Cómo lo aprieto para que quede bien seguro? Sacos de mortero seco. ¡No iban a servir solo para pastar, faltaría más !

Le metí encima cuatro sacos que pesaban 25 Kgt. cada uno, dos sobre dos, para cubrir todo el fregadero, atornillé bien los anclajes, y adiós muy buenas. Me largué a Barna, que tenía que trabajar el día siguiente. Cuando volví el fin de semana, le quité los sacos, y que gozada! estaba bién sujeto ! Monté los sifones, y empecé a colgar el armario de arriba.

Jajaja... esto merece la pena .... Este armario, de 80x 92, lo compré un día que fuí a pasear por ahí con mi nieto mayor. Pasamos delante de Ikea, y vimos que habian montado una carpa en el pk exterior, y entramos a ver que había. Nos encontramos toda una exposición de oportunidades, una de las cuales era el dichoso armario, pero sin puertas. Total 9 €. ¿Hay alguién que se pueda resistir a semejante precio? ¡ Yo no! Así que me lo llevé. Lo divertido fué colgarlo de la pared. Estaba sola, no tenía ayuda para sujetarlo mientras se media la altura y demás ..., o sea agudizé el ingenio. Ahhhh ..... mis libros, mis mejores compañeros al largo de mi vida, también lo fueron en esta ocasión. Monté una pilita de libros sobre la encimera, en el lugar dónde se tenía que poner el armario, cogí el nivel de burbuja, me subí a la encimera, estiré el armario y lo coloqué encima de los libros. Y fuí poniendo libros poco a poco, sin hacer un gran esfuerzo, hasta que estuvo a la altura deseada. Entonces miré el nivel. Saca un libro grueso y pon otro más fino. Y vuelve a mirar el nivel. Y así, hasta que el nivel quedó impecable. Entonces, a través de los agujeros ya preparados en el armario, taladré la pared, puse los tacos y atornillé. Me quedó perfecto (gracias libros!)

También hice hacer un armario que sirviera para tapar el depósito de agua caliente y la entrada del água al piso. Este no lo hice yo. Me lo hizo el carpintero, porque yo andaba medio pachuca y tenía ganas de acabar la cocina de una vez.

Me han quedado por hacer, el techo, que lo haré prontito, y unas falsas vigas de madera para cubrir las tuberías y el empalme de la campana a la chimenea, que lo hará el carpintero, porque yo sola ya no me veo capaz de soportar tanto peso.

Y ahora .... tachaaannnnnn ..... fotitos de la cocina.

Así estaba antes esta pared:




Así está ahora:



Así estaba antes, la oscura despensa y la chimenea



Así esta ahora, con la campana puesta esperando la viga falsa de madera que tape los tubos, y el armario que tapa el depósito de agua caliente




Así estaba antes esta pared:



Y ahora tiene montada la cocina. Fijaos todos en el maravilloso detalle del color blanco de mi mini lavavajillas. A que luce espléndido y horroroso !!!! Es que el de color acero que es que hubiera pegado, era demasiado caro. Y para empotrar, no habia modelo tan pequeño. O sea que tiré por la calle del medio, me compre este blanco tan lustroso, pero ya me inventaré algún disfraz de camuflaje a juego con la cocina.





Y un detalle de las baldas con los potes que voy a decorar con pintura vitral, y un trocito de la terracita, que el resto está lleno de trastos. Cuando la tenga arregladita, os la enseñare.



Los cables que veis por ahí colgando, llevan la luz que me deja la vecina a lo imprescindible. Prontito tendré ya puesta la mía, que ya tengo los papeles en regla.

Y ya hemos cubierto otra etapa. En la próxima, el salón. De este si que tengo alguna foto del proceso.

Ahora a tomar una cervecita fresquita y ver una peli.

Besines a tod@s