[center:10py5ydc][miniatura:10py5ydc]http://l.yimg.com/bt/api/res/1.2/JZ8zI09cI5azmYl5B6VIAw--/YXBwaWQ9eW5ld3M7Zmk9aW5zZXQ7aD0zMTc7cT04NTt3PTQ1MA--/http://media.zenfs.com/en_us/News/Reuters/2012-03-02T161452Z_1_AMAE821194T00_RTROPTP_2_OESTP-ESPANA-OBJETIVO-DFICIT-RESUMEN.JPG[/miniatura:10py5ydc][/center:10py5ydc]

[justify:10py5ydc]España ha optado por mantener un intenso pulso con Bruselas al fijar un objetivo de déficit público para este año que se aleja de la voluntad de la Comisión Europea de no desviarse del calendario de consolidación fiscal pactado originalmente.

Ante el negro panorama económico, el Gobierno del Partido Popular ha moderado el objetivo de déficit fiscal de 2012 hasta el 5,8 por ciento del PIB, frente al 4,4 por ciento comprometido originalmente.

El Ejecutivo tomó esta decisión tras comprobar una desviación del déficit público de 2,5 puntos porcentuales en 2011 hasta el 8,5 por ciento, lo que, de mantener el objetivo anterior, hubiera requerido para España un esfuerzo adicional de 40.000 millones de euros.

En un año en el que el propio Gobierno espera una contracción del 1,7 por ciento de la economía, la nueva senda de consolidación fiscal supone un recorte de 15.000 millones de euros de déficit que se suma al ajuste del mismo importe que introdujo el Ejecutivo nada más asumir el poder a finales del año pasado.[/justify:10py5ydc]


[justify:10py5ydc]"Me sorprende la decisión del Gobierno. Es una estrategia aceptable para tratar de convencer a la Comisión Europea, pero no sé qué va a decir Merkel y Bruselas, pero pueden saltar chispas"[/justify:10py5ydc]
[justify:10py5ydc], dijo Santiago Sánchez Guíu, coordinador de Economía del Instituto Flores de Lemus.[/justify:10py5ydc]

[justify:10py5ydc]La decisión del Gobierno español podría interpretarse como un desafío a Bruselas tras mantener durante semana un rifirrafe sobre una eventual moderación del ritmo de consolidación fiscal.[/justify:10py5ydc]

[justify:10py5ydc]"El déficit que va a nuestros presupuestos no se lo voy a contar a los presidentes ni a los jefes de Estado, ni tengo por qué hacerlo. Es una decisión soberana que tomamos los españoles (...) a la Comisión se lo contaré en el mes de abril"[/justify:10py5ydc]
[justify:10py5ydc], dijo.[/justify:10py5ydc]

[justify:10py5ydc]En abril, los países del euro, entre ellos España, presentarán a Bruselas su programas de estabilidad.

Según fuentes del Gobierno, España no estará solo en el incumplimiento del objetivo de déficit ya que otros países también presentarán una desviación debido a la recesión que azota a la mitad de los, países europeos.

Pese a todo, España dejó claro que mantiene su objetivo de reducir el objetivo del 3,0 por ciento para 2013.[/justify:10py5ydc]


[center:10py5ydc]OPCIÓN MÁS REALISTA[/center:10py5ydc]

[justify:10py5ydc]Economistas dijeron que en la cita de esta viernes era importante enviar un mensaje de realismo antes que de compromiso, tanto a los agentes económicos como a los mercados financieros.[/justify:10py5ydc]

[justify:10py5ydc]"Me parece una cifra menos voluntariosa que el 4,4 por ciento. En cualquier caso sigue siendo un objetivo difícil en ausencia de una tracción suficiente por parte de la demanda externa"[/justify:10py5ydc]
[justify:10py5ydc], dijo Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa y presidente de Analistas Financieros Internacionales.

El Ejecutivo tiene que luchar contra una previsión de tasa de paro del 24,3 por ciento y el PP debe afrontar además las elecciones en dos comunidades autónomas, Andalucía y Asturias, a final de mes que podrían condicionar los recortes.[/justify:10py5ydc]


[justify:10py5ydc]"Imagina cuánto dinero necesitarían, sería imposible no tomar decisiones extremadamente impopulares. Si tú dices que Bruselas puede que haya dicho que te da un 5 por ciento (de déficit), ya puedes negociar más recortes. Después de que se hayan celebrado las elecciones en Andalucía y Asturias, ¿a quién le importa?"[/justify:10py5ydc]
[justify:10py5ydc], dijo Antonio Barroso, analista político con sede en Londres de Eurasia Group.[/justify:10py5ydc]

[justify:10py5ydc]"O sabe que finalmente (la Comisión) hará más flexibles los objetivos, eso es manejable, o es muy valiente y prefiere sufrir la sanción y eso es todo. No creo que opte por la segunda opción porque desestabilizaría a España y a otros países"[/justify:10py5ydc]
[justify:10py5ydc], agregó.[/justify:10py5ydc]

[center:10py5ydc]MEDIDAS DE ESTÍMULO CON CRÉDITO A PROVEEDORES[/center:10py5ydc]

[justify:10py5ydc]Las medidas económicas anunciadas el viernes por el Gobierno no se limitaron a perspectivas macroeconómicas, y el Ejecutivo aprovechó la reunión del Consejo de Ministros para aprobar un mecanismo de apoyo financiero a las comunidades autónomas y ayuntamientos para dotarles con hasta 35.000 millones de euros de liquidez.

El mecanismo, que ya fue adelantado por el propio ejecutivo la semana pasada, permitirá a los ayuntamientos y comunidades solicitar a los bancos préstamos al 5 por ciento de interés con el objetivo único de pagar deudas de proveedores que ya estén vencidas e impagadas.[/justify:10py5ydc]


[justify:10py5ydc]"El tipo de interés va a ser del (bono del) Tesoro a 5 años más 115 puntos básicos, eso es aproximadamente, en función de los tipos, del 5 por ciento"[/justify:10py5ydc]
[justify:10py5ydc], dijo Luis de Guindos en rueda de prensa tras la reunión semanal del Consejo de Ministros.

En la última semana, sólo las grandes constructoras han reclamado deudas vencidas e impagadas por casi 7.000 millones de euros.[/justify:10py5ydc]


[center:10py5ydc]Fuente: Reuters.[/center:10py5ydc]