Android, iOS y BlackBerry, vulnerables al espionaje de la NSA según Spiegel

Esta misma semana, The Guardian publicaba un nuevo artículo que desvelaba otra polémica (una más) relacionada con el espionaje oculto de la NSA. Según el diario británico, documentos aportados por Edward Snowden demostraban que esta agencia del gobierno estadounidense y su homóloga inglesa estaban dedicando grandes esfuerzos y material a “romper tecnologías ampliamente utilizadas en el cifrado en Internet”. Además, estos informes aportaban otros datos: la NSA se gasta más de 250 millones de dólares cada año en romper estos cifrados.


Hoy, el periódico alemán Spiegel sigue alimentando esta polémica con nueva información sobre espionaje oculto, aunque en este caso dirigido a los smartphones. Según este diario, que ha tenido acceso a documentos clasificados de la NSA, esta agencia puede acceder a cierta información de teléfonos Android, iOS y BlackBerry. Cada sistema operativo (no se menciona Windows Phone) tiene una división específica dentro de esta organización trabajando con el fin de conseguir el acceso a estos terminales
.
Entre los datos accesibles por las autoridades a los que se refiere Spiegel están las listas de contactos, el tráfico SMS, las notas e incluso la información de localización que indica en qué lugares ha estado el usuario. En el caso de iOS, estos documentos hacen referencias a algunos “scripts” que pueden acceder directamente a 38 funcionalidades de los dispositivos móviles de iOS.


En cuanto a BlackBerry, y siempre según estos documentos, la NSA puede incluso acceder al sistema de correo. Incluso van más allá y reconocen que en 2009 la agencia perdió el acceso a los dispositivos de esta marca debido a que cambiaron la compresión de datos, algo que no consiguieron recuperar hasta 2010. En cualquier caso, el diario Spiegel afirma que no se ha utilizado esta técnica para el espionaje en masa, sino para casos concretos y sin el conocimiento de los propios fabricantes.
El periódico no da más información, aunque mañana publicarán en su edición empresa el artículo completo en el que posiblemente podremos encontrar más datos. También citan la respuesta de BlackBerry ante estas acusaciones, que afirma no haber programado ningún acceso back-door en sus terminales.

Fuente: Genbeta